Usos y beneficios de la sábila (Aloe vera)

Los usos y beneficios del aloe vera – o sábila como también se le conoce – son muchos y bastante sorprendentes.

El aloe vera es de la familia del lirio – a la cual el ajo y la cebolla también pertenecen.

Al igual que otra planta popular, la manzanilla, la planta de sábila tiene diferentes aplicaciones – puede ingerirse en forma sólida o de jugo o puede usase tópicamente.

El contenido nutricional del aloe vera es extenso.

El aloe vera contiene vitamina A, C, E y B1, B2, B3, B6 y B12. La sábila también es rica en ácido fólico y en minerales que incluyen calcio, magnesio, zinc, cromo, selenio, potasio y manganeso.

Además de todo esto, el aloe vera contiene un alto porcentaje de aminoácidos — bloques de la proteína — y de ácidos grasos beneficiales para el cuerpo humano.

Según Mike Adams, por ejemplo, el aloe vera baja el colesterol, reduce los tumores, previene cálculos renales, baja la presión arterial alta y previene las enfermedades cardiovasculares, entre muchos otros beneficios.

Consulte a su médico antes de incluir ingredientes o cambiar su dieta habitual.

La buena digestión es indispensable para la salud general del cuerpo, y la sábila ayuda a descongestionar el tracto digestivo y a limpiarlo de toxinas. Desde el reflujo gástrico, hasta problemas crónicos del sistema digestivo, la sábila tiene un efecto sanador.

Cuando se come, la sábila ayuda a barrer toxinas y residuos dentro del tracto intestinal y por ende desintoxica el cuerpo efectivamente.

Muchas enfermedades se desarrollan cuando el cuerpo alcanza niveles ácidos muy altos en la sangre. El aloe vera es una comida alcalina por lo que cambia el PH de su cuerpo, fortaleciendo su sistema inmune.

El alto contenido antioxidante de la sábila ayuda a combatir los radicales libres, lo cual ayuda a prevenir inflamación crónica que lleva a enfermedades crónicas como el cáncer. Precisamente por esto mismo, el aloe vera también desacelera el proceso de envejecimiento.

La sábila también ayuda a producir células blancas, que son las encargadas de proteger el cuerpo de virus, bacteria y cualquier otro agente que le ataque.

El aloe vera contiene sulfuro, ácido salicílico y fenol, entre otros, los cuales actúan eficientemente en contra de las bacterias y otros microorganismos que promueven la infección. En casos de resfriados, infecciones y fiebres, la sábila actúa rápido y efectivamente.

Porque la sábila fomenta una mejor digestión y desintoxica, ayuda además a que el cuerpo se deshaga del sobrepeso causado por movimientos intestinales lentos. Aunque no hace perder peso en sí mismo, sí es un gran aliado para las personas que intentan combatir el sobre peso.

Aunque la sábila es un gran remedio natural, no por esto es 100 por ciento seguro.

Consulte con su doctor para asegurarse que usted no es alérgico, y que la sábila no actuará negativamente con alguna medicación que esté tomando.

Es preferible no consumir aloe vera si está embarazada o amamantando, o si tiene problemas de riñón, hígado o vesícula biliar.

Fuente original: http://nuevaera.about.com/